Monday, January 29, 2007

Coffee & Cigarrettes

Recuerdo que frente a una taza de café me despedía de alguién que realmente quería, me dieron una pequeña galleta de chocolate que acompañaba mi café, Yo veía sus ojos verdes con preguntas,explicaba mi situación y tuve que huir al baño para no llorar, la cosa es que quería ver un poco más del mundo, y me dí cuenta que yo no era una buena combinacíón para su éxito.Y fuí sabia en eso. Qué tan incómoda puede ser una relación frente a una taza de Café, ¿Por qué habremos escogido tal ritual de cafeína para poder comunicarnos con otros en una acción políticamente correcta? Es una vía para discutir, proponer, hacer "touch" pero, sin compromisos mas que las 2 horas correctas para tomarlo, el cigarro sirve para descansar la plática, para ponerlo en el cenicero mientras hay algun silencio incómodo y para que no surja la pregunta:-¿Alguién a leído un libro interesante recientemente? y alguién conteste: ¡Claro "Amar con los ojos abiertos -¿ya lo leíste?"! O peor aún en una reunión de tres el de en medio tome el periódico y lo use como escudo a la conversación, la verdad es que sí es un pedo cuando en algún Star Sucks Californiano no puedes prender un cigarro. Es extraño encontrarse con alguién que hace mucho no ves frente a una taza de café, siempre existe quién toma la palabra, el políticamente más exitoso es quién lleva la plática, quién habla de los logros y privilegios de los cuales es activo, se habla de los ligues presentes de todas las cualidades existentes, que si habla tres idiomas, que si se encuentran en algún punto del mundo para continuar la relación. La tieces de la plática hace que el oyente tome más rápido su café y espere con ansiedad: "La cuenta por favor". ¿Por qué siempre hay expectativas en esas reuniones de cafeína? como secretos revelados, encuentros fortuitos, regaños, consejos,planes futuros, por que no sólo sentarse en un café antiguo con dos amigos nuevos y tomar fotos frente a un espejo, burlarse un poco del día, del tiempo, de las separaciones. Aunque tu corazón moreno late un poquito y miras de vez en cuando tu taza para esconder tus ojos o el color de tus mejillas. A mi me gusta el café que hay en esta casa llena de compañía con paredes en verde y violeta, aunque no fumo ya que es malo para la salud.

                                                               Caffè sospeso                                                  ...