Tuesday, December 21, 2010

¿Cómo profundizar en el resto del mundo y de las cosas?

Los días nuevos sí que  vienen, me dicen que debo seguir pensando en futuro para seguir construyendo,   pero ¿Cómo profundizar si lo único que tengo son memorias?, la nueva información me regresa a áquellos principios donde sólo dejé parar los suspiros, donde no supe como contagiarme de la imaginación, donde no creí...los tobillos me temblaban de tanta felicidad con unos tacones rojos que perdí, me sentía absolutamente hermosa caminado por esa calle que da un círculo y regresas al mismo punto. Me metía en una vida distinta que me hacía imaginar mil futuros diferentes. Algo comenzaba ahí, con todos los miedos no contados, con esa emoción de no saber que te destina lo que sientes, el arte funciona de esa manera, es la práctica más incierta, ya que genera caminos incompresibles...áquella calle en círculo, la camine también sin compañía, pensando que hacer, como contener todo aquello que yo creí que no podía ser, ¿Qué hubiese sido?...¿Qué fue eso, solo una explosión de tiempos perfectos que no quiero dejar por ahí?

Daban las ocho, la noche en la ciudad era el comienzo de nuevos momentos, compartir las ultimas horas del día era importante, yo tenía mi cabello largo y escondía mi ojo izquierdo el que siempre me delata, miraba a través del derecho que miente muy bien, la feminidad emitía los olores de vainilla, podía trenzar mi cabello y ponerlo del lado de mi hombro descubierto, giraba mi cara al verte, aun así habría de esconder el otro ojo, pero los olores de la piel hablan, te parabas junto a mi, movías tu dedo índice al hablar, sonreías cuando me mirabas, a la vez yo miraba aquellos dibujos del cuello y las estrellas de tu antebrazo. Al encontrarte por segunda vez, tu amigo me tomó de la mano,  me escondí en su espalda
-Sorpresa-, aquí estoy, ambos de negro,  sonreíste, te fuiste con nosotros, te dije la verdad, tu me dijiste la tuya, sinceros desde el principio pero no sé si en el fin. Me preguntaste tantas veces, yo no podía decirtelo todo, no me comprendiste, no creíste, yo tampoco[...]

Quería tener las primeras experiencias con alguien como yo, ya me conoces, quería ser libre pero no tanto, luego la conocí, y escapé esa misma noche, escapé para siempre, tomé mis maletas y dejé todos los pedazos ahí, para un día volver y poner todo en su sitio. Corrí y corrí, hablé con el agua del mar y me dijo que guardara en su sal los recuerdos,  el agua borra las memorias de las que no quiero hablar, pero son tan perfectas que escribiré de ellas en más noches con mis futuras experiencias. Aún hablo de ti de vez en cuando, a veces alguien mueve la memoria, como  él  que se va en un pequeño barco y como Bas Jan Ader, cruzará el oceano, pero decidí no hacer tantas preguntas, ya que entre más hablaba, más te recordaba, dejésmolo así me dije, el cantaba para la noche también, menuda similaridad, tu le ponías sabores y juegos para cenar con brillantina y postres de dulce suave.

Yo regresaba al castillo que no puedo aún deshacerme de él... con todos los silencios felices, solo para mi,  los dibujaba (un día en mi nuevo país me deshice uno a uno, los dibujaré de nuevo), mientras las voces del afuera asustaban mi hombro femenino.

"Tu eras todo para mi desde el principio y hasta el fin" decía una canción simplona de una niña que representaba la belleza pura de la juventud, la frase en la tele me hacía suspirar los colores de la fantasía mexicana, belleza sin igual, no quería crecer nunca, nunca...

Agradezco las caminatas y las charlas largas sin tiempo, los dos mezcales, que me hicieron enamorarme más de la vulnerabilidad del cuerpo que ríe al recordar, aun busco la sensación, pero el whiskey y la compañía no funcionan igual. Otra noche de recuerdos, aunque todos dicen: olvida... quien sabe... no podré. Estado de bloqueo permanente. Mi hombro ya no se asoma al aire, mi ojos no miran, no quieren profundizar pero necesitan hacerlo, el arte debe continuar ¿Recuerdas?; La teoría, la construcción del ser, los caminos, y la existencia... el mundo ha cambiado en tres años tanto que estoy fragmentada de los recuerdos y las nuevas experiencias, como definir tantas caminatas mentales, por lo que pasó y no pasó,  regresa ilusión constrúyeme nuevas paredes, para brincarlas otra vez, para escalar hacia la sala de espera...

Una y otra vez diré que no


"Eu sonhei
Um sonho com amor
E uma janela e uma flor
Uma fonte de água e o meu amigo
E não havia mais nada...
Só nós, a luz, e mais nada...
Ali morou o amor"


"Amor,

Eu tenho amor bem escondido
Num sonho que não sei contar
E guardarei sempre comigo"

"Anda vete, vete ya de mi mente, la misma historia de siempre"




PIANOS

Pianos by Judith Pedroza  “I am a piano tuner”, a young man explains while he is waiting for his appointment with the psychiatri...