Thursday, January 27, 2011

¿Cómo encontrar la belleza?

...En la ausencia de dolor, en la curiosidad de la seducción, 
en las miradas que corren a la par de algunos cabellos quienes engañosamente se muestran como el objeto pero que no se saben como la clave de la belleza pura de darse, compartirse, multiplicarse en gestos hermosos de movimiento, que no intimiden, que inviten, que gocen, que permitan.

Seducción uno a uno, con lenguaje, con voz, con gracia, la cosa es agradar al otro a toda costa, enseñarle quién eres, platicar de las cicatrices de ayer y enseñar las presentes, desarrollar esa complejidad, juegos continuos de gusto, de presencia, de ojos, de palabras. 

Te digo hola por la mañana y al final del día, enamoramiento platónico, como esa primera vez, al hablar del Norte, del Sur, de sonidos, de olores de tinta, de abejas, de huidas nocturnas, de mentiras para pasar cerca,  las mil y un despedidas, uno de los individuos más hermosos sin igual. Le hablas a otras estrellas súper brillantes y nocturnas, las cautivas con tu gracia, yo te admiro de lejos, por que de lejos las más infinitas virtudes se aprecian mejor desde la solitud. Donde la belleza se autodestruye o neutraliza. 

Esta vez tendré que empujar a mi ojo izquiedo para que no llore más, para que no recuerde por que los recuerdos están hoy aquí. Son contemplativos, diversos, llenos de detalles, de sorpresas. Encontrándote con Súper Novas luminosas, que casi por un momento opacaban mi corazón, pero así te conocí, enamorando a las que brillan más, a las más hermosas. Pero aquí estoy yo titiritando a lo lejos, enviando un sueño más al aire. Un beso tímido. 

Mis caminatas siempre están cruzadas de diversos eventos, la curiosidad no para al detenerme por un momento, lo dulce me paraliza en mi viaje interior donde conozco más de ti y de ti. No tengo prisa, ese amor y belleza esta por todos lados, anda enamórate de ti y de mi. Así, con pureza, sin medios, ni tormentos, sin ataduras, con la libertad del ser, así te conocí, enamorando a las Súper Novas, y yo seduciendo a la felicidad ¿Recuerdas? Perdida por ahí, buscando  la belleza encontrada de las más dulces maneras, en las noches más largas de mi vida, donde mi ojo izquierdo no lloraba, mentía para no perderse en ese sueño feliz, un sueño con amor.

 Un sueño que aún no se como contar.







PIANOS

Pianos by Judith Pedroza  “I am a piano tuner”, a young man explains while he is waiting for his appointment with the psychiatri...