Monday, November 12, 2007

Fligthless Bird American Mouth

A veces en nuestro mundo, donde una sopa de espinaca en compañía de palabras de arte, galerías, dibujos y un montón de sueños a partir de la educación, se desvanecen. Siempre dijimos que nosotros somos diferentes por que producimos ilusiones en un segundo, reaccionamos de maneras distintas a la sensibilidad. “La resistencia como acto de la diferencia”, resistimos a la incongruencia, resistimos al amor por el amor a los otros, resistimos por un espacio, resistimos esta vida fuera de la ilusión donde el arte es un lugar de protección para personas como nosotros, donde y desde ahí podemos “resistir” con libertad. Donde el poder lo tiene una pieza de los Chapman Brothers, Marcel Broothers, Margolles o Elio Oiticica, en ese lugar policías, asambleas y líderes no pueden tener espacio, éstos funcionan como material de trabajo. Tendrán lugar en unas manzanas, en un espacio de 80 X 60 m2, solo eso les queda, por que solo quieren papel de colores devaluado, y un poder extraño inaprensible envuelto en la fuerza del grupo y el grito de estadio. Pero díganme ¿Quién los conoce como seres humanos envidiables? Quién convoca se levantará cada día anudará su corbata para no confundirse con los otros, se mirará al espejo, se dirá oraciones como: “Me lo merezco,lo conseguiré y no importa a quién voy a utilizar ya que el dinero tiene onda” toma su radio , su mercedes y convocará a “aquel otro” que se mira al espejo en otra situación ya que espera ganar algo de dinero ese día unos cuantos pesos debido al desempleo, la depresión o por la culpa del país no pudo realizar sus sueños tal cual los soñaba, él o ella esperarán el sonido del petardo en el aire, tomar sus pequeñas armas de resistencia: un bat, un palo, huevos, palabras y porras, irá por que tal vez necesita el dinero o simplemente por que su trabajo también es resistir, pondrá a sus hijos por delante para defenderse de otro grupo de resistencia un grupo gestionado por el poder del estado, que más pueden hacer, ¿Cómo resistir en esta realidad donde las paredes no se pueden romper, donde las opciones son muy pocas, donde el viento amontona las hojas cada otoño y uno ni siquiera puede apreciar su belleza, donde el sol sale y nadie sabe como recibirlo?, pesa más la propiedad, el dinero y la posesión de las cosas. Todos resistimos de manera distinta, algunos resisten con una máquina de toques, otros con la gestión de la violencia, otros con la práctica del poder, algunos otros con las palabras, otros con la legalidad, algunos otros con el amor que no deja que su corazón se marchite por la realidad alterna a su mundo de pequeños triunfos, llenos de colores, de orificios en papel, de grapas, música y reflexión, aunque otros resistirán a sus propios deseos que no parecen tan importantes, ya que esperarán aquella última carta de aquel sueño de “libertad”, algunos más justificarán su resistencia con su no intervención y otros tantos pasarán noches en el frío “vigilando”… Nosotros decidimos nuestra manera de “resistir” es una elección justa pero hay que estar atentos a esta resistencia ya que hay algunos aprovecharán el uso de esta palabra para utilizar a otros con fines propios, ¿Casarse con algo o con nada, donde existe más libertad?. La búsqueda esta en el juego con uno mismo ¿Qué enseñarán a sus hijos pequeños aquellos que se dejan llevar por el grupo?, ¿Donde esta su propia identidad, siempre serán unas siglas?, Solo representarán a la violencia y al golpe? ¿Qué pasará cuando sus líderes cambien de causa o conveniencia?. Servirán aún…? ¿Quién convoca tendrá su poder imaginario para siempre? ¿Que pasará cuando este envejezca sabrá que es pintar corazones sabrá de ese camino de sueños interminables e infinitos? ¿Conocerá el acero y el vino?.....

                                                               Caffè sospeso                                                  ...